Tensión, rabia, amor y muchas lágrimas en el reencuentro de Laura y Kiko Matamoros