Laura, a Javi: "No hay nada que arreglar"