El show de Aída: "¡Menos mal que está Dios!"