Aída Nízar escenifica el 'beso trompeta' y sus partes quedan al descubierto por descuido