El peor desayuno inglés para Hugo: Noemí le echa vinagre en el zumo, sal en el café y canela en las judías sin que él se de cuenta