El robo de la leche a Verdeliss enfrenta a Ángel con Miriam, pero acaba de la manera más surrealista: a carcajadas