Mario hace su sueño realidad: tener una foto con Pamela Anderson