El coste de la caída de Facebook, WhatsApp e Instagram: casi 6.000 millones de dólares