Marzo marca la mayor subida del paro de la historia: desde el Estado de alarma, 900.000 ocupados menos