#GanaLaBanca: Twitter se incendia tras una sentencia que deja tocado al Supremo