Maduro jura su cargo de presidente de Venezuela como un apestado internacional y solo rodeado por sus amigos