Reino Unido y Alemania superan cifras de récord y crece la preocupación