Las catedrales de Inglaterra se convierten en centros de vacunación mientras se registra 39.000 nuevos contagios