Donald Trump abandona el hospital al más puro estilo televisivo