La epidemia del coronavirus deja ya más de 1.500 muertos en China