El epidemiólogo que convenció a Boris Johnson del confinamiento dimite tras saltárselo