El mundo aumenta restricciones por la variante ómicron: España dice no a más medidas o vacuna obligatoria