El ‘viento del infierno’ asola California en unos incendios que han provocado cientos de desaparecidos