Trump está convencido de que Estados Unidos tendrá una vacuna del coronavirus para finales de año