Latinoamérica avanza en lucha antiterrorista, pero Cuba y Venezuela reprueban