El acuerdo de investidura de ERC y PSOE, ahonda la brecha entre independentistas