La Audiencia Nacional absuelve a Trapero y a la cúpula de Interior: ni sedición, ni desobediencia