Castilla y León permite el consumo en barra después de ocho meses de prohibición