Castilla y León prohíbe el consumo en barra en hostelería, cierra peñas, el interior de discotecas y limita espectáculos públicos