El coronavirus divide al Gobierno madrileño, entre las restricciones por zona y el parón total