Los efectos de la nevada sobre Madrid, a vista de pájaro: azoteas, calles y parques completamente blancos