Fernando Simón, con su moto pero sin chupa de cuero, reconoce que su portada es simpática