Gabriel Rufián saca los colores a Pedro Sánchez con su dardo más mordaz