Los mayores de 80 años que viven solos, los próximos vacunados: se les citará por teléfono