La nueva colada de lava del volcán de La Palma pone en riesgo a más de 100 edificaciones