El pactómetro nos vuelve locos: Valls tiende la mano a Colau y Carmena no tira la toalla