El País Vasco tiene ya todos su restaurantes y bares abiertos tras la polémica decisión del TSJ