Torra (con lazo) y Sánchez, cara a cara en solitario, en la minicumbre más mediática