Revilla, víctima de un escrache al grito de "Viva Ayuso": los hosteleros contra sus restricciones