Séptimo día de protestas en Cataluña: los Mossos siguen siendo el objetivo