Los riesgos de reducir la distancia social de 2 metros a 1,5: las gotas pueden alcanzar hasta seis