La situación del sistema sanitario y el número de contagios, fundamental para pasar de fase en la desescalada