Un claustro de profesores y una fiesta causan tres nuevos brotes en Cataluña, en la provincia de Tarragona