Cambio de estrategia en el edificio derrumbado en Madrid: demolerán partes superiores para trabajar sin techo