El temporal 'Gloria' enseña el futuro de la costa mediterránea: el mar quiere recuperar lo que es suyo