Quedan tres años para poder salvar el planeta, advierten los expertos