España soporta la noche más gélida en 20 años