El frío y la nieve ponen en alerta a media España en pleno otoño