La capa de ozono se recuperará en 2060 y salvará tres millones de vidas