La Xunta de Galicia cierra durante cinco días la comarca de A Mariña donde se disparan los contagios