Yulia fue al hospital con una costilla rota tras una paliza de su marido y nadie avisó al juzgado