La difusión de vídeos de la esfera privada: “No pensamos bien las consecuencias que puede tener”