La Guardia Civil muestra a uno de sus trabajadores y crea polémica en Twitter