El incendio en Cadalso avanza sin control y ya ha calcinado 2.700 hectáreas