Laura estuvo dos días raptada antes de morir de un fuerte golpe en la frente